CARRERAS EN TRANSICIÓN: EVOLUCIÓN DEL OUTPLACEMENT

1 min de lectura

Publicado el 02/07/21

El impacto del COVID-19 ha llegado en un momento en el que el mercado laboral ya atravesaba un
periodo de transformación y cambio. La cuarta revolución industrial, caracterizada por el aumento de
la digitalización y la automatización, significa que las competencias requeridas por los empleos de la
nueva década son muy diferentes a las que se necesitaban hace cinco o diez años. La pandemia
aceleró este cambio.


Resulta todo un reto para las personas y las organizaciones la gestión de cambios en el corto plazo y
de las tendencias a largo plazo. El desempleo va a aumentar en todo el mundo y, en consecuencia,
los trabajadores necesitarán más apoyo para encontrar nuevos puestos de trabajo. Las compañías
valoran cada vez más la buena voluntad de los trabajadores salientes, y consideran la oportunidad de
volver a contratarlos en una función diferente y en una etapa posterior. Por ello, es esencial garantizar
el apoyo a los trabajadores a lo largo de su carrera, incluida la transición.


Los programas de outplacement, ofrecen apoyo práctico y de bienestar a los empleados que se
enfrentan a un despido a fin de ayudarles en la transición a nuevas posiciones. En un clima de
incertidumbre económica, y con un mercado laboral que experimenta un periodo de transformación
radical, el outplacement constituye una herramienta cada vez más importante para ayudar a que los
empleados y las empresas se adapten. La fluidez en el acoplamiento de los trabajadores en los
puestos de trabajo también cumple una misión vital dentro del funcionamiento eficiente de las
economías.


Pero, para afrontar estos retos con éxito, el outplacement también debe adaptarse. Nuestro informe,
elaborado a partir de información propia de Right Management sobre más de 300,000 recolocaciones
y entrevistas con responsables de Recursos Humanos de algunas de las empresas más importantes
muestra el progreso del outplacement. En lo que hemos llamado la evolución del "diapasón", la futura
eficacia del outplacement va a ser impulsada por el desarrollo de dos tipos de inteligencia. En primer
lugar, los conocimientos basados en datos necesarios para dar sentido a un mercado de trabajo cada
vez más volátil y, en segundo lugar, el outplacement recurrirá a mayores niveles de inteligencia
emocional con el fin de ayudar a las personas en lo que puede ser un momento vulnerable.


Mientras nos enfrentamos al doble reto de la crisis económica inmediata causada por el COVID-19 y a
los cambios a largo plazo en el mercado de trabajo, la evolución del outplacement se adapta a los
cambios.

Conoce más detalles de nuestro informe aquí

Deje un comentario